Tutoriales

La reflexión de un cliente

La opinión de un cliente

Hace un par de días me encontraba en una disyuntiva, pues un electrodoméstico imprescindible de mi hogar estaba fallando. Actualmente los precios de las reparaciones incluso superan a la de productos nuevos en algunos casos. En este caso en particular me refiero a mi lavadora, es un electrodoméstico que lleva más de 6 años conmigo y con mi familia.

Este producto ya es casi parte de la familia, pero desafortunadamente empezó a darnos fallas, por lo que de inmediato llamé al servicio técnico Emdall. Resultó bastante entristecedor el diagnostico que me dieron, el costo de reparación superó mis expectativas.

Buscando en la web, (cosa que suelo hacer antes de tomar cualquier decisión) encontré productos casi al mismo precio que la reparación. Mi tristeza fue absoluta, ya sinceramente la había agarrado cariño a nuestra lavadora. Fue el primer electrodoméstico importante que compramos mi pareja y yo, por lo que tenia un valor sentimental bastante grande.

Es una tontería, lo se, pero quería mantenerla, quería convencerme de que reparar mi lavadora era la mejor opción. Por lo que seguí buscando en la web, y me resultó curioso la cantidad de personas que se hacían la misma pregunta. No estaba solo en el problema por lo que me dio un poco de motivación.

Investigar para revaluar

En mi investigación encontré datos que me hicieron reflexionar enormemente. Gran parte de las personas que se encontraban en búsqueda información sobre reparaciones en Internet, tenían productos que no tenían más de 1 año de uso.

La tasa de solicitud de reparaciones bajo garantías es bastante grande, cerca del 75% de los servicios que ingresan en la empresa PKC Technology provienen de garantías de la marca autorizada.

Vidal Humàn Gerente General PKC Technology

Estos datos me dejaron horrorizado, pues se trata de una de las marcas más importantes del mercado de electrodomésticos, y aún así tienen un altísimo indice de productos relativamente con fallas.

Una investigación más profunda me reveló que datos bastante decepcionantes, según fuentes científicas: “Los fabricantes electrónicos hacen que los aparatos tengan un vida útil de 3 a 5 años, para que el usuario se vea en la necesidad de comprar nuevos productos”.

Con estas informaciones en mano, llegué a la conclusión que, por más que los productos nuevos sean más económicos, en el fondo la inversión a largo plazo será aún mayor. Las empresas de electrodomésticos, luchan por posicionarte en el mercado, por lo que intentan sacar los productos más económicos posible (eso si, con una inversión acorde a los precios finales).

Actualmente los productos, por muy tecnológicos que vengan, parecen desechables con lo delicado que son. Mi lavadora, a pesar de estar fallando es un equipo bastante robusto, tiene con nosotros casi 6 años, y la falla que presenta es por falta de mantenimiento.

Entonces mi decisión fue clara, invertí en mi equipo, que sé que me va a durar, que adicional a ello conozco como funciona, mi familia la domina y a largo plazo me saldrá más económico.

Usted, que está en la misma situación que yo, medítelo bien, busque comparativas, estudie los precios y los costos de reparación. Analice porqué su equipo falló. Para que sí hará algún cambio de producto, que sea solo porque quiere algo más tecnológico, no para remplazar solamente por economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.