Tutoriales

Los mejores mitos sobre el horno microondas

mejores mitos sobre el uso del microondas emdall

En la actualidad mucho se habla sobre los efectos negativos del uso del horno microondas en nuestra salud. Se rumorea que este electrodoméstico degrada de alguna manera los alimentos, además que los alimentos allí calentados tendrán repercusiones severas en nuestra salud, incluso hablan de cáncer. Los mejores mitos sobre el horno microondas serán comprobados o desmentidos en este artículo.

Antes de entrar en materia, es necesario entender el funcionamiento del horno microondas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMSlas ondas microondas, son ondas de alta frecuencia que forman parte del espectro electromagnético.

El principal uso actual es la difusión de de TV, además se usa en los radares para la navegación aérea/marítima, y en las telecomunicaciones, incluyendo los teléfonos celulares.

Industrialmente se usa para procesar algunos materiales. En el campo de la medicina, las ondas se usan en algunos tratamientos.

Las ondas microondas pueden ser reflejadas, pueden ser transmitidas e incluso adsorbidas por los materiales que se encuentren en su trayectoria. Los elementos metálicos reflejan las ondas microondas, por su parte los elementos no metálicos como los vidrios y algunos plásticos son transparentes para estas ondas.

Los materiales con presencia de agua, como por ejemplo los alimentos, los fluidos y los tejidos absorben la energía emitida por las microondas, que luego es transformada en calor. Y es así que nuestros alimentos son calentados o cocidos por estas ondas.

¿Qué implicaciones tiene el uso de los hornos microondas sobre nosotros?

Según la Organización Mundial de la Salud, los hornos microondas son seguros para calentar y cocer nuestros alimente siempre y cuando se cumplan las instrucciones del fabricante del equipo. A continuación se plantean una serie de normas de seguridad para el uso correcto de los microondas.

Los fabricantes diseñan sus hornos microondas en función a asegurar que las microondas se queden contenidas dentro del equipo, y que solo estén presentes cuando el equipo este encendido y con la puerta cerrada.

Contrario a lo que podríamos pensar, la fuga que se produce a través del plástico o del vidrio de la puerta es bien limitado gracias al diseño.

Es necesario que el horno se encuentre en buenas condiciones físicas para que las ondas no se escapen y causen daños. Si bien es cierto, los fabricantes implantan unos cerrojos de seguridad para que esto no ocurra, pero sí nuestro equipo no se encuentra en buenas condiciones, es posible que puedan existir ciertas fugas. Cuando esto ocurra, lo recomendable es no usar este equipo hasta tanto no sea reparado por un técnico profesional.

Sí tienes fallas en tu horno microondas, no dudes en contactar a los expertos

Cuando las microondas son absorbidas por nuestro cuerpo, pueden producir calor en todos los tejidos expuestos. Sí la estas ondas entran en contacto con órganos con bajo flujo sanguíneo (ojos o testículos) tienen más posibilidades de causar daños aún mayores por el calor. Aunque es necesario aclarar que estos daños son como consecuencia en exposiciones que se prolonguen por mucho tiempo.

Posibles Lesiones por quemaduras

Al momento de retirar los alimentos ya calentados o cocidos puede existir riesgo a quemaduras sí no se manipulan correctamente, al igual que con cualquiera de los otros electrodomésticos de cocina.

En cuanto a calentar agua en microondas, hay alguna posibilidad de que el agua explote o salpique debido a que a diferencia de la hervir agua en una cocina convencional, esto es porque en el microondas el vapor no se escapa a través del burbujeo sino que queda contenido.

Al retirar el recipiente del horno microondas el agua estará super caliente y podría empezar a hervir repentinamente. El repentino hervir podría hacer estallar una burbuja y derramar agua hirviendo a los alrededores.

Otro buen detalle a resaltar con respecto a las posibles lesiones por quemaduras producidos por hornos microondas, es que hay algunos casos de alimentos que tienen comportamientos extraños al momento de ser calentados dentro de este electrodoméstico. Un ejemplo es cocer huevos o castañas con sus cáscaras dentro del micro, estos podrían explotar porque se calientan de manera desigual.

Peligros reales en nuestra salud al calentar alimentos en el microondas

mejores mitos sobre el uso del microondas emdall
Accidente típico en los hornos microondas

Si bien es cierto el microondas es un electrodoméstico muy versátil y útil para las ama de casa, efectivamente podrían de cierta manera perjudicar la salud del que consuma esos alimentos sí no son tratados de la forma correcta.

Cuando calentamos nuestros alimentos en el horno microondas, es necesario tomar en cuenta que las ondas no penetran de igual forma en todos los materiales por lo que puede producir una cocción desigual.

Esto puede acarrear la infección por microorganismos peligrosos para nuestra salud que no fueron eliminados de las zonas donde el calor no llegó. Para evitar eso es mejor dejar que nuestros alimentos se mantengan por un poco más de tiempo en el microondas. Esto permitirá que el calor sea distribuido completamente por todo el alimento.

En si, el microondas no sería el responsable de dañar nuestra salud, sino del mal uso que le podríamos dar al mismo. Es por ello que es necesario leer completamente el manual de uso para evitar contraer alguna enfermad por consumir alimentos crudos.

Uno de los mejores mitos es: ¿Al calentar los alimentos en el microondas pierden sus nutrientes?

Uno de los mejores mitos sobre los microondas es el de que al calentar nuestros alimentos con este electrodoméstico estos se degradan y pierden sus nutrientes. Esto está completamente desmentido por la Organización Mundial de la Salud en su artículo “Campos electromagnéticos & salud:
Hornos microondas”

La explicación que nos brinda la OMS plantea que los alimentos se cocinan igual tanto en una cocina tradicional como en un horno microondas. La diferencia radica es que mediante el horno microondas la energía se produce más veloz, y a su vez penetra mucho más deprisa y profundo, reduciendo los tiempos de cocción.

En este proceso no hay ninguna clase de degradación de los elementos tradicionales, tan solo calienta tal y como lo hace la cocina a gas o eléctrica.

Otro de los mejores mitos es: ¿Calentar mi comida en el microonda aumenta el riesgo de contraer cáncer?

Sin duda, el mayor mito sobre los microondas es que los alimentos allí calentamos pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer en el futuro.

Esto es completamente falso, si bien es cierto las nuestro alimento es tratado con ondas microondas y que pueda parecer que se convierte en “Radioactivo”. Lo cierto del caso es que ninguna onda permanece en el alimento o dentro del horno luego de que este se haya apagado.

Para entender mejor esto, podemos asemejar el proceso de la luz y de un foco de luz a la emisión de ondas microondas de parte del horno. Una vez que el foco se apaga, la luz desaparece, idéntico ocurre con las ondas microondas.

Estos han sido algunos de los mejores mitos sobre el horno microondas, esperemos que está información brindada cubra muchas dudas sobre el uso correcto del microondas y sus verdaderas implicaciones sobre nuestra salud.

Te recomendamos leer: Algunos Tips para prevenir el Cáncer de próstata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.